Mundo Pandereta

Mundo Pandereta

15 de noviembre de 2015

Theme Hospital y Theme Park World: mis simuladores favoritos de los 90.

Corría la década de los noventa y un servidor se divertía durante horas con dos juegos que aún hoy son de los pocos que sigo disfrutando de vez en cuando. Theme Hospital y Theme Park World eran dos simuladores muy entretenidos con unos toques de humor también muy divertidos, capaces de engancharte durante horas delante del ordenador o consola construyendo sus mundos, cumpliendo objetivos y avanzando hasta lograr la victoria final.


Theme Hospital fue un videojuego desarrollado por la compañía Bullfrog Productions, filial de Electronic Arts que fue quién lo publicó en 1997 para diversas plataformas como PC y Play Station. Theme Hospital es un simulador que te permite crear y gestionar un curioso hospital desde cero, cumpliendo con una serie de objetivos o misiones que te harán ir avanzando en el mismo hasta conseguir la victoria. Pero este hospital no era para nada un hospital normal, ya desde el inicio se muestra como un hospital loco y excentrico capaz de arrancar alguna que otra sonrisa. En este hospital deberás estar en constante actualización ya que los enfermos que van llegando en ocasiones no llegan con simples costipados. Los pacientes sufren de cabezas muy grandes curaremos en salas donde reventaremos para volver a inflarlas hasta su tamaño normal, también llegarán con problemas de lenguas muy largas que arrastrarán y que solo podremos curar cortando los metros que sobran, calvicie severa que curaremos restaurando el pelo perdido con un peluquín o catarro atípico o invisibilitis que solucionaremos con fármacos específicos. Todo ello solo se puede atender correctamente construyendo diversas salas de diagnostico de dichas enfermedades, salas de tratamiento, farmacias, quirófanos, enfermerías donde poder ingresar a los pacientes que necesiten de ello, salas de descanso para el personal donde puedan descansar y relajarse tras un día duro de trabajo o ampliando el hospital para dar cabida a más número de pacientes que lo necesiten. Pero no solo debes cuidar todo lo que hace referencia a la medicina, también deberás tener suficientes WC para atender a todas las personas que lo necesiten, calefacción, máquinas de bebidas, papeleras, ventanas que dejen entrar la luz solar y que hagan sentir mejor a médicos y enfermos, así como una o varias recepciones para atender a los pacientes que lleguen al centro. Aunque todo esto no podría funcionar sin  personar que trabajen por lo que deberás contratar, médicos, enfermeras, recepcionistas y vedeles basándote en sus currículum para también tener a los mejores. Todo ello claro está controlando tu presupuesto e ingresos y cuidando la satisfacción de tus pacientes y la de tus empleados. Cuando necesites financiación extra puedes acudir al banco para pedir algún que otro crédito a un interés determinado que luego deberás devolver si no quieres quedarte en números rojos y no avanzar en el juego. Y todo esto de una forma muy divertida y entretenida.




Theme Park World es la continuación de Theme Park (1994). También fue desarrollado por Bullfrog Productions y lanzado por Electronic Arts en 1999 para PC, Play Station y Play Station 2. Al igual que Theme Hospital Theme Park World funciona como otro simulador pero en este caso de parques de atracciones para niños. Fiel al estilo de Bullfrog Productions Theme Park World guarda una muy divertida estética con de nuevo grandes toques de humor. Empezamos con un pequeñito parque que debemos hacer crecer para convertirlo en un parque exitoso y avanzar en el juego. Para ello deberemos invertir en la investigación de nuevas atracciones y actualizaciones de las mismas para mantener niveles elevados de diversión en nuestro parque y comprar parcelas de terreno para expandir nuestro parque. Existen un buen número de atracciones como montañas rusas, circuitos de carreras, etc donde elegir y que vamos desbloqueando a medida que cumplimos con nuestro objetivos o misiones. Deberemos construir desde tiendas de regalos y suvenirs, stands de patatas fritas o refrescos, las típicas casetas de juegos de feria o lavabos para satisfacer las necesidades básicas y de diversión de tus clientes, sin olvidarnos de nuestra gente que necesitará salas de descanso. Igual que en Theme Hospital nuestro parque no funciona solo con buenas intenciones por nuestra parte, necesitaremos personas que nos ayuden a mantenerlo como personal de limpieza o animadores disfrazados que limpien el parque de basura y vomitonas y proporcionen diversión a los clientes que paseen o estén haciendo colas para las atracciones. También deberemos cuidar muchos otros aspectos para que la satisfacción de nuestros clientes sea correcta y no se marchen con una mala imagen del centro. Aspectos como los de los precios de las entradas al parque, de las casetas de feria y las tiendas de suvenires y comida, decidir la cantidad de sal de las patatas fritas y hielo de los refrescos que nos permitirán ahorrar pero que depende como puede significar un descontento en los clientes, papeleras que permitan a la gente tirar la basura en las mismas, elementos decorativos que den un aire divertido al parque, caminos hasta las atracciones que funcionen como colas para que la gente pueda esperar a la atracción y no se pierdan o la instalación de cámaras de seguridad que permita tener controlados a aquellos niños traviesos y molestos. El dinero como no es muy importante, por lo que deberás controlar tu presupuesto, lo que gastas y lo que ingresas y si no hay más remedio acudir al banco. A medida que avanzas en el juego cambias de parque de atracciones, cada uno con un estilo diferente como: El Reino Perdido, El Mundo de Halloween, El País de las Maravillas o La Zona Espacial. Divertidísimo y adictivo simulador para todas las edades.




Hasta aquí mi recordatorio y homenaje a dos de los videojuegos que más horas me tuvieron enganchado y con los que disfruté y disfruto como un niño. Si aún no los has jugado o llevas tiempo sin jugarlos, pruébalos y rejuegalos merecen mucho la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar adelante, pero siempre con respeto. ¡Gracias!