Mundo Pandereta

Mundo Pandereta

30 de abril de 2017

Los mocos de la felicidad.

"Lo que no mata engorda", aunque en este caso debería ser algo como "lo que no te perjudica te hace sentir bien" ¿Cuantas veces te habrán dicho de pequeñ@ aquello de: "¡deja de buscar petróleo!"? Y es que aquello de hurgarse la nariz con el dedito y llevárselo a la boca socialmente no está bien visto. Hace unos años un estudio decía que hurgarse la nariz era perjudicial fueras niñ@ o adult@. El motivo era que hurgarse con cierta intensidad podría generar heridas dentro de la nariz así como provocar pequeñas hemorragias al dañar alguna vena que funciona por esa zona. En lo que respecta a los mocos se decía que comérselos podría ser perjudicial debido a que las bacterias atrapadas en la misma mucosidad de la nariz, podría afectarnos una vez llegara al estómago. Pero como acostumbra a pasar con este tipo de estudios, al tiempo puede aparecer otro igualmente serio y poner en serias dudas lo afirmado en el anterior.


Recientemente otro estudio asegura que literalmente comerse los mocos es bueno y deberíamos practicarlo más gente y en muchas más ocasiones. Ese estudio asegura que esos mocos con los que algunos niños juguetean, una vez entran en la boca se ha descubierto que tienen unas propiedades que afectan positivamente a los dientes generando una barrera que los protege contra las caries. Los dientes y algunas personas que disfrutan con ello, no solo son los únicos que se benefician de la ingesta de mocos, nuestro estómago recibe esa mucosidad que le ayuda a combatir posibles infecciones tanto estomacales así cómo también respiratorios e intestinales.

Para rematar el estudio asegura que a parte de ser sano lo de comerse los mocos, nos convierte en personas más felices. Por lo que olvídate de prejuicios y si quieres que tú cuerpo funcione y ser una persona más alegre, cómete los mocos.


Si quieres leer la noticia clica aquí.

27 de abril de 2017

Con cuatro gotas, colapso asegurado.

Parece imposible pero es verdad, aunque llueva un poco de nada las retenciones de tráfico se hacen insufribles vengas de donde vengas y vayas a donde vayas. Pero no solo el tráfico de transporte privado se ve afectado, también el público desde la red de buses hasta metro y tren. Entiendo que cuando llueve hay mucha gente que decide utilizar el vehículo privado, eso a menudo se critica porque lógicamente no le conviene a nuestro medio ambiente, pero tal y como está montado todo lo demás puede llegar a ser desde más fácil hasta cómodo en esas situaciones, aunque luego te veas inmerso en un atasco de hora y pico.

Las soluciones a este tipo de situaciones pueden ser muchas y diversas. La que normalmente nos aconsejan es no utilizar el vehículo privado para no congestionar entradas y salidas de las ciudades, a cambio de utilizar el transporte público, pero por propia experiencia esa no es siempre la mejor de las opciones, no al menos para salir o entrar de Barcelona si llueve con cierta intensidad. Para poder convencer a la gente de que la mejor opción llueva, nieve o haga viento es el transporte público lo que primero que deberían hacer algunos gobiernos municipales es elevar la cantidad de buses, trenes o metros en circulación ya que de esa manera podríamos evitar aglomeraciones en vagones desesperantes, molestas e incomodas y que además también te pueden hacer perder el tiempo si por esa masificación no puedes acceder a ese vagón de metro, tren o bus por ejemplo. Pero claro, todo eso estaría bien siempre y cuando puedan circular correctamente y sin problemas por culpa de deficientes instalaciones, algo que no siempre se cumple. Otra de las opciones es replantearse si la red de carreteras de acceso a nuestras grandes ciudades y de circulación rápida que las atraviesan, están en las condiciones correctas tanto para asumir el gran tráfico actual e incluso para "sobrevivir" sin excesivas complicaciones a averías de vehículos particulares o accidentes.

Este no es un problema nuevo y las grandes ciudades y sus alrededores no han crecido en número de habitantes de la noche a la mañana, por lo que no se entiende como a día de hoy quienes han de tomar decisiones continúan con cierta parsimonia viendo los colapsos que provoca la lluvia. Los tiempos cambian y las infraestructuras de entonces tal vez ya no son aptas para soportar el volumen de hoy. La excusa ya no puede seguir siendo la crisis en un país en el que nos gastamos millones en construir nuevas redes de circulación de trenes que luego no se usan y que, en general, son un peligroso pozo sin fondo económico público. Así que ya sabes, cuatro gotas pueden ser colapso asegurado.


25 de abril de 2017

Fascismo en pleno siglo XXI.

Suena raro que tras casi 40 años de democracia se sigan viendo desde monumentos que ensalzan a personajes del franquismo, calles en memoria de esos personajes pasando por movimientos de asociaciones pro franquismo, fundaciones que cobran subvenciones públicas y que defienden valores, banderas, lemas, cánticos, gestos... anti-constitucionales y que no hacen más que recordar esa etapa gris en el que se perdió, por la fuerza, la democracia a cambio de una dictadura fascista y autoritaria.

Yo nací a principios de los 80, unos años después de la culminación de la transición política y de la firma de la nueva constitución que nos traía de nuevo democracia desde tiempos de la República. No viví esos momentos, ni el inicio de la tensión que generó la guerra civil, ni el tiempo de franquismo, pero sinceramente no logro entender como hoy en día con las libertades y derechos conseguidos, y que están en constante peligro por culpa de la crisis económica y políticas liberales, haya gente que siga admirando, soñando y ensalzando un periodo de nuestra historia reciente lleno de aspectos negativos para todas esas libertades y derechos que disfrutamos.

Tal vez esto sea culpa de la misma sociedad o de una transición política que se quedó a medias, donde los actores principales de aquel momento negro de la historia se les permitió integrarse en una nueva etapa sin pagar, muchos de ellos, las injusticias imperdonables que llevaron a cabo bajo el amparo del paraguas del franquismo. No logro entender como con la cantidad de información que tenemos a través de los libros de historia y de los testimonios de aquella gente que vivió aquello y otros similares, se sigue por una parte de la población creyendo que aquello o algo parecido era mejor. 

La democracia tiene estas cosas y yo las respeto, porque pese a que no comparta esos pensamientos creo que ir con todas las de la ley contra ellos sería actuar tal y como ellos actuarían. Es complicado y difícil de afrontar, además de que los nuevos movimientos de extrema derecha en Europa y Estados Unidos no ayudan en nada, pero no se puede olvidar el pasado, ni mucho menos olvidarlo en los días que corren. En momentos difíciles, de tremenda presión económica, de recesión... es cuando en la historia moderna descubrimos que este tipo de movimientos se hacen fuertes apropiándose del miedo y el odio para convencer a la gente sin esperanza o sin ilusión. Si nuestros gobiernos fueran realmente inteligentes sabrían combatir con palabras y hechos a aquellos que piensan que aislarse es lo mejor, que alejar o destruir a los que no son como tú, que no piensan como tú, que tienen una fe diferente a la tuya no era la solución antes, ni lo es hoy, ni lo será mañana. Pero lamentablemente nuestros políticos, con intereses particulares y de partido, no parecen que sepan afrontar correctamente estos pensamientos destructivos de esos movimientos que llevan aflorando desde hace ya unos años, en cambio para ganar votos, esos votos que pierden en favor de esos movimientos, adaptan políticas y pensamientos de extrema derecha a sus programas políticos.

18 de abril de 2017

La Era de los Enemigos Públicos de Estados Unidos, personajes de leyenda y más.

Aproximadamente desde finales del 1890 hasta la década de los años 20, Estados Unidos vivió un periodo de crecimiento económico y de expansión que reforzaba las bases de la potencia mundial que estaba destinada a ser. Pero tras la imposición de la ley seca, que favoreció el contrabando y la delincuencia y el "crack" de 1929, sumió el país en una crisis económica que afectó a multitud de familias humildes que vieron como perdían irremediablemente sus propiedades y ahorros. Fue sobre las décadas de los años 20 y 30 cuando aparecieron una serie de personajes que con sus acciones delictivas contra bancos y el sistema, se ganaron la admiración de muchos ciudadanos que los veían como el reflejo de una sociedad oprimida, que había perdido la fe en el sueño americano y que creía que la nación les estaba dando la espalda. Igual que empezaron a surgir ladrones que robaban grandes cantidades de dolares y se convertían en enemigos públicos, también se dieron a conocer agentes de la ley que los persiguieron y consiguieron darles caza convirtiéndose también en mitos, para aquellos que esperaban encontrar a alguien que lograra hacer cumplir la ley a esos peligrosos y temidos criminales. Tal y como hice con la entrada "El Salvaje Oeste, personajes de leyenda y más", vuelvo a repasar, esta vez, esos personajes que se hicieron célebres durante las décadas de los años 20 y 30 formando parte muy arraigada de la cultura popular de Estados Unidos.




10 de abril de 2017

El empleo robotizado del futuro.

Escuchando la radio mientras conducía supe de una conferencia realizada en Barcelona por un escritor y analista llamado David Wood y que trataba sobre el empleo del futuro, como cambiará gracias a la tecnología y sobretodo a la robótica en apenas 20 o 25 años afectándonos a todos.

Lo cierto es que a un trabajador cuando se le plantean cambios que pueden afectarle, aunque sea en mayor o menor medida lógicamente se preocupa, pero cuando se nos plantea la posibilidad más que probable de que una máquina eficiente las 24 horas del día, sin sentimientos ni preocupaciones, pueda ser programada para realizar las tareas de tú puesto mejor que tú lo cierto es que asusta. Algunos argumentan que eso al menos en todos los oficios no es posible, ya que el factor humano sigue siendo importante, así como la interacción con otra persona etc, pero la tecnología avanza tan rápido que se conseguirá crear algo que nos sustituya eficientemente y sea más económico a la larga, obligándonos a reducir nuestra jornada al mínimo o directamente anularla. Nuestros mismos smartphones ya tienen cierta tecnología lo suficientemente potente como para casi tener un asistente virtual en la palma de la mano, SIRI o CORTANA son claros ejemplos de ello pero no los únicos ya que hoy en día ya hay servicios programados para ser contratados sin necesidad de que medie en ese momento ninguna persona al otro lado del teléfono o el ordenador, entre otros casos ya cotidianos y que nos pasan desapercibidos. Todo esto y más en unos pocos años se potenciará y dará razón a todos aquellos que desde hace ya meses advierten de la cuarta revolución industrial que empieza a vivir nuestro mundo. Parece curioso que de nuevo una revolución industrial se lleve a cabo justo en este momento complicado a nivel económico, parece hecho a propósito, pero lo cierto es que por ahí avanza el mundo y todos deberemos estar preparados para lo que nos llega y les llegará a nuestros hijos.

9 de abril de 2017

MAYDAY: Catástrofes Aéreas. Investigación y representación sobre casosreales.

En 2004 se estrenó una serie documental basada en hechos reales tales como los accidentes aéreos. Hoy en día el canal de pago National Geographic emite en varias franjas horarias capítulos de una serie que mezcla documental sobre hechos reales, con una ambientación de trama de investigación muy bien cuidada. Hoy vuelvo a las recomendaciones de series con una serie distinta a todas las anteriores recomendadas: MAYDAY, Catástrofes Aéreas.

MAYDAY es una producción canadiense que recoge muchos casos de accidentes aéreos en diferentes países y los representa con actores y recreaciones por ordenador que nos transporta a esos instantes previos hasta el accidente conocido, así como aporta entrevistas con investigadores, expertos, testigos e incluso supervivientes para sumergirnos en los porqué de esos accidentes. La serie no olvida apenas ninguno de los grandes accidentes de la historia del transporte aéreo civil sea cual sea la década en la que se produjo. La cronología que sigue cada capítulo para describir las fases que siguió la investigación hasta concluirla podría compararse a cualquier serie de investigación, sus representaciones consiguen en ocasiones transportarte a lo que pudieron llegar a sentir tanto tripulación como pasaje de aquellos aviones siniestrados, así como hacerte comprender la importancia del gran número de medidas de seguridad que durante años han ido perfeccionándose lamentablemente gracias a todos esos accidentes.

Descubrí MAYDAY hace ya tiempo y me enganchó enseguida por su manera de exponer cada caso. Esta serie documental que ha llegado a conseguir premios se emite actualmente por el canal National Geographic y consta de unas 15 temporadas. Si te gustan las novelas, series o películas de investigación o criminología, si te llaman la atención los misterios alrededor de algunos casos o te interesa conocer más sobre esos accidentes, MAYDAY: Catástrofes aéreas es tú serie.



No puedes ser Gente Pandereta y no seguir esta serie. ¡Ánimo!

6 de abril de 2017

Viviendo en una gran burbuja.

Nuestra sociedad en general vive en una cómoda burbuja informativa. Preocupados más por el entretenimiento y por nuestro propio ombligo, obviamos y olvidamos esas noticias importantes y que son capaces de cambiar el mundo que conocemos o al menos parte de él. ¿Que sabemos de los conflictos bélicos que vive el mundo? Desde Siria en Oriente Medio, pasando por Crimea en Ucrania o la República de Chechenia, los conflictos africanos de Somalia, Chad-Sudán, Nigeria, Libia, Mali o el Sahara, las tensiones asiáticas entre Corea del Norte y Corea del Sur o las de China y el Tibet, la inestabilidad de Afganistan o Iraq, la guerra "global" contra el terrorismo del Daesh... En realidad sabemos bien poco porque los medios de comunicación acostumbran a noticiarlos un día y al siguiente olvidarlos, tal vez por aquello de que la información es poder no conviene que estemos bien informados, pero esto hoy en la era de las redes sociales se antoja complicado ocultar o ignorar.

Parece que solo cuando algo estalla en alguno de estos lugares o en otros tantos conflictos "perdidos" del mundo, la tensión se incrementa, se produce un atentado o se realiza una matanza de civiles inocentes los medios de comunicación deciden informar, cuando en realidad todo eso no es algo puntual y si más común de lo que podemos imaginar. Pero nuestro aislamiento informativo internacional, incluso nacional en algunos momentos, nos lleva a no tener una perspectiva real de todo ello, a apenas conocerlos, a crearnos impresiones equivocadas o rumores que lo único que provocan son falsas verdades. Si solo se invirtiera un poco más de tiempo en todo ello, en profundizar, en traernos la realidad de esos conflictos más a menudo, solo si se utilizara una parte de ese tiempo destinado por ejemplo a los deportes diarios que se desecha en estúpida, innecesaria y repetitiva actualidad deportiva que no sirve para nada, tendríamos un conocimiento y una opinión mejor formada de todo ello, sabríamos valorar a nuestros gobiernos del color y país que sean y la responsabilidad que tienen con todos esos conflictos.

Todo esto se podría aplicar en asuntos de corrupción política o empresarial nacional e internacional, en crímenes injustos que se olvidan demasiado pronto, en accidentes o negligencias que quedan impunes... Se podría aplicar en tantas cosas que los informativos excederían de tiempo, pero no en todos esos programas de pseudo actualidad política que se ocupan cuando les interesa de esos temas.

Reconozco que desde hace meses decidí moverme por mi cuenta para informarme de esos y otros asuntos, aunque eso me haga ir a otro ritmo que los demás mortales, pero es que detesto que pretendan crear opinión en lugar de informar sin más, detesto que centren gran parte de ese tiempo precioso en repetirse y ahondar en lo que ellos deciden que es actualidad, odio que ignoren la información como un programa de entretenimiento elige los temas con los que entretenernos. Es duro y lo más fácil es vivir en una "realidad" de color de rosa, pero yo prefiero conocer la información de esos conflictos, saber que opinan los expertos y entonces crearme mi propia opinión sin necesidad de vivir constantemente en la falsa protección de una burbuja.

4 de abril de 2017

¿Lavar o no lavar los jeans?

Parece absurdo ¿no? Te preguntarás: ¿Como no voy a lavar mis vaqueros? Y si fuera por mí, un humilde bloguero que escribe de todo un poco o nada, te daría la razón, pero el mundo de la moda decidió dar su opinión hace algún tiempo a través de algunos de sus máximos exponentes y generar una polémica que posiblemente haya puesto en pie de guerra no solo a madres y abuelas, también al osito de Mimosin. A continuación una noticia que se repite cada cierto tiempo, que yo desconocía y que hace nada volvió a estar de actualidad.


En 2014 se le preguntó al CEO de Levi's Strauss Chip Berg sobre un "rumor" que hace tiempo corría y corre aún hoy en día, que dice aquello de que lo mejor para unos vaqueros nuevos es no lavarlos nunca. Bien pues el bueno del Chip aseguró en un foro de sostenibilidad de aquel año que justo los jeans que llevaba los tenía desde hacía un año y que en todo ese tiempo no los habían metido en la lavadora. No, sus vaqueros no cobraron vida y salieron pitando del auditorio al estilo tejano dando tiros al aire tras esas declaraciones por sorprendente que sea y es que, resulta que lo mejor es no lavarlos. Una opinión defendida también por el diseñador Tommy Hilfiger un tiempo antes de que Chip Berg se manifestara, así como por otros expertos y críticos de moda que siguen dando su opinión favorable al respecto.