Mundo Pandereta

Mundo Pandereta

18 de abril de 2017

La Era de los Enemigos Públicos de Estados Unidos, personajes de leyenda y más.

Aproximadamente desde finales del 1890 hasta la década de los años 20, Estados Unidos vivió un periodo de crecimiento económico y de expansión que reforzaba las bases de la potencia mundial que estaba destinada a ser. Pero tras la imposición de la ley seca, que favoreció el contrabando y la delincuencia y el "crack" de 1929, sumió el país en una crisis económica que afectó a multitud de familias humildes que vieron como perdían irremediablemente sus propiedades y ahorros. Fue sobre las décadas de los años 20 y 30 cuando aparecieron una serie de personajes que con sus acciones delictivas contra bancos y el sistema, se ganaron la admiración de muchos ciudadanos que los veían como el reflejo de una sociedad oprimida, que había perdido la fe en el sueño americano y que creía que la nación les estaba dando la espalda. Igual que empezaron a surgir ladrones que robaban grandes cantidades de dolares y se convertían en enemigos públicos, también se dieron a conocer agentes de la ley que los persiguieron y consiguieron darles caza convirtiéndose también en mitos, para aquellos que esperaban encontrar a alguien que lograra hacer cumplir la ley a esos peligrosos y temidos criminales. Tal y como hice con la entrada "El Salvaje Oeste, personajes de leyenda y más", vuelvo a repasar, esta vez, esos personajes que se hicieron célebres durante las décadas de los años 20 y 30 formando parte muy arraigada de la cultura popular de Estados Unidos.




LADRONES Y FUGITIVOS:
Gente normal que pasaron a convertirse en fugitivos y en Enemigos Públicos número uno por el pánico que desataban sus atracos a bancos y posteriores tiroteos con la policía a las que dejaban en jaque una y otra vez.

• BONNIE & CLYDE.


Bonnie Parker (1909-1934) y Clyde Barrow (1910-1934) se conocieron en enero de 1930, a través de un amigo en común mientras ella trabajaba como camarera. Bonnie había estado casada a los 16 años con un compañero de instituto que resultó ser un criminal y maltratador que terminó condenado a 5 años de prisión. Bonnie decidió abandonarlo y volver a su pueblo donde conoció a Clyde. A los 20 años Clyde era un hombre reservado, quinto de siete hermanos resultó ser un ex-convicto que unas semanas después de conocer a Bonnie volvió a ser condenado, esta vez a 14 años en uno de los penales más duros del momento. Con la ayuda de Bonnie, Clyde y otros compañeros lograron fugarse para días más tarde ser capturados. En 1932 obtuvo la condicional, pero aquella experiencia no le hizo recapacitar sobre su vida y continuó delinquiendo está vez mano a mano con Bonnie y la banda de este. Ese mismo año Bonnie fue apresada tras un golpe fallido a un banco y meses después puesta en libertad tras declarar que fue secuestrada y obligada a robar con él y la banda fundada por Clyde. Hasta 1934 la banda de Barrow cometió multitud de atracos, secuestros de agentes de la ley, ideó y ejecutó planes de fuga para integrantes de la banda encarcelados y asesinó e incluso civiles. Solo a Clyde se le imputaron 10 agentes muertos mientras que a Bonnie nunca se pudo probar que tan siquiera disparara un arma contra nadie nunca. Bonnie & Clyde parecían maestros de la fuga no solo tras sus fechorías, si no que también tras algunas de las redadas que acababan en tiroteos sangrientos. El 23 de mayo de 1934 Bonnie & Clyde fueron abatidos tras un terrible tiroteo en una carretera secundaria por un equipo especial liderado por el legendario ex-Ranger de Texas Frank A. Hamer. Tras conseguir que un miembro de la banda capturado los traicionara y descubrir cuales eran sus costumbres, Hamer ordenó descargar todos los cartuchos del arsenal que llevaban contra el vehículo de Bonnie & Clyde, justo cuando pasaran cerca de los agentes que les esperaban agazapados entre unos arbustos. Se contaron 167 agujeros de bala solo en el vehículo, de los que 50 atravesaron los jóvenes cuerpos de Bonnie & Clyde. Clyde Barrow falleció al momento de recibir una bala en la cabeza, pero Bonnie Parker aún agonizó unos minutos más mientras su mano agarraba el sandwich que estaba desayunando antes del tiroteo indiscriminado, que dejó sus cuerpos inmortalizados en instantáneas difíciles de olvidar. Sus cadáveres fueron expuestos públicamente ante la prensa poco después de sus muertes y a sus funerales, que se realizaron en cementerios diferentes acudieron cientos e incluso miles de personas para darles el último adiós. El amor que se prodigaban les convirtió en leyenda y en la pareja de criminales más romántica de la historia.

• JOHN DILLINGER.


John Herbert Dilinger (1903-1934) era natural de Indianápolis (Indiana) y estuvo alistado en la armada pero desertó siendo licenciado sin honra militar. Al volver a su casa en 1924 se casó con su novia de 16 años, pero la cosa no funcionó separándose en 1929 debido a la poca estabilidad de la pareja motivada por la dificultad para encontrar empleo de Dillinger. En 1924 colaboró con un amigo suyo en el asalto a un conocido tendero del lugar. La policía los capturó cayéndole a Dillinger 9 años de prisión, donde destacó en el equipo de béisbol de la misma. En 1933 salió en libertad condicional y robó un banco en Ohio, siendo apresado de nuevo por ello e internado en la prisión estatal de Ohio. Compañeros suyos que escaparon de la cárcel de Indiana idearon un plan para rescatar a Dillinger. Vestidos con uniformes de agentes se presentaron frente al Sheriff en la prisión estatal de Ohio con la escusa de querer llevarse a Dillinger escoltado hasta la prisión de Indiana. El Sheriff al dudar de ellos solicitó sus identificaciones y entonces le dispararon, cogieron las llaves de la celda de Dillinger, lo liberaron y encerraron en ella a la mujer del Sheriff. Fue entonces cuando pese a no ser un delito federal, el FBI se hizo cargo de la investigación. Desde entonces dieron numerosos golpes a bancos, incluido al Primer Banco Nacional del Este de Chicago. Pese a no ser excesivamente violentos en sus atracos y no dejar en la mayoría de ellos muertos, si que asesinaron en tiroteos a varios agentes de la ley y civiles. En enero de 1934 un incendio en el hotel Historic Hotel Congress donde residía junto a su banda con identidades falsas, permitió a las autoridades identificarlo y apresarlo junto a otro compañero, a parte de encontrar 25.000 dolares y un gran arsenal en su poder. Las autoridades mostraron la detención de Dillinger como un gran éxito y alardearon sobre ella. Lo encarcelaron en Crown Point en Indiana con fama de ser imposible de escapar, a la espera de ser condenado por el asesinato de un agente. Dillinger dejó en ridículo a los agentes penitenciarios al fabricarse con una pastilla de jabón y madera, lo que parecía un arma de fuego y amenazar a los agentes hasta que le dejaron huir, escapando posteriormente en el flamante vehículo de la Sheriff. A partir de entonces la prensa se cebó en la policía criticándola duramente por el alarde que mostró en la detención de Dillinger y el  ridículo en el que quedó con su fuga. Todo lo sucedido hizo que su banda se disolviera al ser todos apresados y condenados a muerte menos Dillinger, al que ahora buscaba el FBI tras convertirse en el Enemigo Público número 1 del pueblo norteamericano. Dillinger formó una nueva banda a la que se unió su primera novia, que poco después tras un viaje a Chicago sería capturada por el FBI. Con su segunda banda Dillinger asaltaría varios bancos, así como escaparía de un asalto preparado por el FBI del que resultaría herido. Tras ser apresada su primera novia, Dillinger decidió marcharse a Chicago con un nombre falso y donde inició otra relación. Pese a lograr vivir un tiempo con cierta tranquilidad, alguien dio el chivatazo al FBI que rodeó a Dillinger cuando salía de un cine tras ver la cinta "Enemigos Públicos número 1" y le abatió a balazos. El agente del FBI Melvin Purvis disparó mortalmente a Dillinger en la espalda, mientras otra bala se alojaba en un ojo. Su cadáver fue expuesto durante días para que la gente pudiera verlo sin ningún tipo de rubor. Debido a la dura recesión económica que vivía el país y a la imagen de un joven y atractivo Dillinger que dejaba en ridículo a las autoridades, Dillinger se convirtió en un héroe para una parte de la sociedad y en un mito tras su muerte.

• "PRETTY BOY" FLOYD.


Charles Arthur Floyd (1904-1934) nació en Bartow County (Georgia), con siete años se mudó con su familia a una granja que adquirieron en Oklahoma, donde vivirían precariamente. Con 17 años se casó con su novia. En 1922 robó 350 dolares de una oficina postal, pero logró eludir la prisión al retractarse de su testimonio un testigo. Más tarde se asociaría con otro hombre con la intención de especializarse en el robo de nóminas. En 1925 robaría 12.000 dolares en nóminas de una tienda en St. Louis, por ello sería detenido junto a su socio y condenado a 5 años. Tras cumplir tres años y medio logró salir en libertad condicional, pero sus actos llevaron a su mujer a divorciarse de él. Por culpa de sus antecedentes sería muy complicado encontrar trabajo, por lo que empezó a trabajar como matón para varios contrabandistas, hasta que un antiguo compañero de presidio le enseñó a robar bancos. A partir de entonces Floyd empezaría una "exitosa" carrera criminal robando bancos junto a un nuevo socio. Fue condenado por el atraco de 12 bancos y el asesinato de varias personas entre ellas agentes de la ley, civiles y contrabandistas de los cuales "Pretty Boy" Floyd solo reconoció el de un Sheriff que intentó capturarlo. La autoría de más atracos y asesinatos que le corresponderían sería una constante en la vida de Floyd y que nunca serían confirmados por las pruebas aportadas. Floyd acostumbraba a destruir la documentación hipotecaria de los bancos que robaba para que la gente endeudada no perdiera sus propiedades, así como donar cientos de dolares robados a gente necesitada e incluso juguetes a niños en navidad. Floyd era un maestro eludiendo a la policía gracias a sus identidades falsas e incluso llegó a fugarse antes de entrar en prisión tras ser condenado a 12 años. En junio de 1933 sería implicado directamente junto a su socio de fechorías en uno de los tiroteos más sangrientos de Kansas, conocido como la "La Masacre de Kansas" de la que Floyd jamás reconoció haber participado, incluso en una carta escrita por él y enviada a la policía de Kansas City donde negaba que los hechos tuvieran relación con él o su compañero. En julio de 1934 "Pretty Boy" Floyd se convertiría en el Enemigo Público número 1 tras la muerte de John Dillinger. En octubre de 1934 Floyd y su socio serían encontrados por la policía tras quedarse parados en una cuneta con el coche averiado. Se iniciaría un tiroteo que acabaría con su socio y con Floyd mal herido escapando al bosque. Tras unas horas sería detectado y herido por el agente del FBI Melvin Purvis. Se dice que uno de los agentes que lo encontró acabaró con la vida con Floyd moribundo y tirado en el suelo, mientras volvía a dejar claro que no tenía nada que ver con "La Masacre de Kansas". Tras ser expuesto poco después de su muerte, a su funeral asistieron miles de personas. Con su muerte se marchó uno de los fugitivos más queridos por mucha gente y que gracias a algunas de sus acciones, que recuerdan a Robin Hood, se ganó el corazón de muchos.

AGENTES DE LA LEY:
Todo criminal debe tener su opuesto con la figura de un agente de la ley ya sea, Ranger, FBI... y que luche por hacer justicia.

• FRANK A. HAMER.


Frank Augustus Hamer (1884-1955) nació en el Condado de Wilson en Texas, a los 22 años ingresaría en los Rangers tras sorprender a un alguacil al que había convencido para formar parte del equipo que debía encontrar y capturar a un ladrón de caballos. Sus destrezas innatas para la investigación y seguimiento de objetivos le convirtieron en la última etapa del lejano oeste en una leyenda con más sesenta forajidos abatidos que le valieron el sobrenombre del revólver más rápido del Estado, así como un sobresaliente historial en la lucha contra el crimen. Su sentido del deber y la justicia le llevaron a enfrentarse directamente a diferentes políticos que consideraba corruptos. Debido a ello habría cambiado de destino en distintas ocasiones siempre que cumplía una misión, por una parte para tenerlo alejado y por otra para aprovechar sus virtudes. En 1932 decidiría poner fin a su carrera como Ranger y dedicarse a la seguridad privada, sobretodo para empresas petrolíferas, pero en 1934 Lee Simmons del Departamento Correccional de Texas lo reclutaría para dar caza a la Banda de Barrow (Bonnie & Clyde). Se convirtió de esa forma en el primer Ranger retirado al que se le permitirían llevar a cabo una investigación activa Ranger, aunque para ello no lo hizo como Ranger y si como Policía de Tráfico de Texas relacionado con el sistema penitenciario y en calidad de agente especial. En pocos meses logró averiguar cuales eran los pasos y costumbres de Bonnie & Clyde gracias a una minuciosa investigación, con interrogatorios a miembros de la banda (un antiguo miembro les delataría), entrevistas con civiles que aseguraban haber visto a los ladrones los días siguientes a sus huidas y una corazonada que al final resultó ser decisiva. Cuando Bonnie & Clyde se disponían a esconderse en uno de sus lugares conocidos y seguros para pasar desapercibidos un tiempo, los agente comandados por Hamer y que tenían ordenes de vaciar todos sus cargadores cuando los tuvieran a tiro, acribillaron el coche robado donde iba la pareja de ladrones acabando con sus vidas y cerrando el caso para el que se le había reclutado de nuevo. Tras el éxito de su último gran trabajo se volvió a retirar para volver junto a su familia. De él se escribiría un libro con sus hazañas.

• MELVIN PURVIS.


Melvin Horace Purvis, Jr. (1903-1960) natural de Carolina del Sur, fue el quinto hijo de doce de una familia que cultivaba tabaco. En 1925 se licenció como abogado aunque solo ejerció dos años hasta que logró entrar en el FBI en 1927. Conocido como "Pequeño Mel" por su baja estatura rápidamente destacó como un agente valiente y gran tirador, fama que le llevó a que se fijara en él J. Edgar Hoover que lo destinó a Chicago. Desde allí Melvin Carvis organizó una gran operación para dar caza a los más peligrosos ladrones considerados Enemigos Públicos como "Baby Face" Nelson, "Pretty Boy" Floyd, "Machine Gun" Kelly, la banda de los hermanos Barker incluida Ma Barker (la madre de los hermanos Barker) o el mismo John Dillinger, al que abatió el mismo. Todas esas operaciones le valieron el honor de ser a día de hoy en agente del FBI que más Enemigos Número 1 consiguió atrapar vivos o muertos. Esa fama causó la irá de J. Edgar Hoover que pensaba que Purvis actuaba en beneficio propio en lugar de compartir éxitos con él y el FBI y le llevó a ser relevado de su puesto. En 1935 Purvis decidió abandonar el FBI y dedicarse a la abogacía debido al escándalo que supuso la muerte de "Pretty Boy" Floyd. En su informe Melvin Purvis aseguraba que abatieron a Floyd sin la ayuda de la policia local, algo que negaba la policía a parte de reclamar la autoría del disparo mortal, teoría que defendió Hoover. Hubo quién aseguró que tras interrogar a Floyd, mandó a uno de los policías que le acompañaran que acabara con la vida de "Pretty Boy". Fuera como fuera Purvis es hoy uno de los héroes nacionales por el trabajo desempeñado en aquellos complicados años. Poco después en la Segunda Guerra Mundial serviría como Coronel en el ejercito de los Estados Unidos.

Hasta aquí mi repaso a algunos de esos personajes que también dan recuerdo a esas décadas difíciles de crímenes, persecuciones, tiroteos, muertes, corrupción, etc que se hicieron famosas y que perduran en la mente de muchas personas. Igual que hice con la entrada sobre el Salvaje Oeste, no quiero terminar sin antes ofrecer un extra relacionado.

EXTRAS.
CINE:
Como pasa en ocasiones la vida real inspira muchas historias que el cine decide llevar a la gran pantalla. Esa época y sus personajes inspiró a Hollywood que nos trasladó esas vidas en ocasiones cercanas e incluso románticas, pero también crueles y despiadadas. Algunas que destacaría son:

- BONNIE AND CLYDE (1967).


Dirigida por Arthur Penn y protagonizada por Warren Beatty y Faye Dunaway, secundados por Michael J. Pollard, Gene Hackman, Estelle Parsons, Dub Taylor, Gene Wilder, Denver Pyle y Evans Evans, es hasta hoy la mejor adaptación al cine de la vida delictiva de estos dos ladrones y criminales de los años 30. Una aclamada dirección junto con las grandes interpretaciones de dos grandes del cine, la convierten en un clásico que mezcla drama, romanticismo y acción. La última escena con la muerte de los dos protagonistas nos acerca a lo que realmente pudo llegar a ser aquel momento, una escena brutal y cruel que aún hoy sorprende. Estelle Parsons sería galardonada con el Oscar a la mejor actriz de reparto.

- ENEMIGOS PÚBLICOS (2009).


Dirigida por Michael Mann y protagonizada por Johnny Depp, Christian Bale o Marion Cotillard. Cuenta la última etapa de John Dillinger (Jhonny Deep) y la de Melvin Purvis (Christian Bale). La cinta nos transporta a esa época de gran depresión y nos acerca a como debía ser Dillinger y el hombre que le dio caza. Lógicamente se toma alguna libertad en la historia, pero la crítica prácticamente se pone de acuerdo en el buen resultado conseguido por Michael Mann. Un drama de supervivencia, amor y violencia digno de la vida de Dillinger.

Hasta aquí este repaso a algunos de esos Enemigos Públicos números 1 de las décadas de la gran depresión y esos agentes de la ley que también son leyenda en la cultura norteamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar adelante, pero siempre con respeto. ¡Gracias!