Mundo Pandereta

Mundo Pandereta

15 de mayo de 2017

Mis Impresiones sobre ALIEN: COVENANT.

El mes de mayo de 2017 fue la fecha del estreno de la nueva entrega de la saga Alien, la prometedora continuación de PROMETHEUS que pasa a formar parte de esa trilogía prevista en forma de pre-cuela. Afortunadamente pude disfrutar de ella tras una larga espera, por lo que estoy en disposición de publicar Mis Impresiones sobre ALIEN: COVENANT. Si eres seguidor de esta saga y quieres comparar tus impresiones con las mías continúa leyendo. Pero si aún no la has visto has de saber que esta entrada contiene SPOILERS.


¡OJO SPOILERS!

ALIEN: COVENANT nos cuenta los hechos 10 años después del final de PROMETHEUS, cuando una nueva nave llamada Covenant se embarca en una misión colonial financiada por la Corporación Wayland-Yutani destino a un planeta considerado altamente habitable. En ella viajan cerca de 2.000 colonos y un equipo de tripulación formado por científicos y personal de seguridad en estado de hipersueño. Con ellos viaja un sintético llamado Walter (Michael Fassbender) que permanece despierto todo el viaje llevando a cabo labores de mantenimiento, etc. Un día la Covenant sufre un accidente que obliga a Walter ordenar a "Madre", la computadora central de la nave, a despertar a la tripulación. Ese accidente provoca la muerte accidental del capitán de la nave (James Franco). Tras asumir el cargo el nuevo capitán se empieza con las labores de reparación. Durante esas labores de reparación en el exterior de la nave uno de los tripulantes capta un mensaje que en principio parece de auxilio. Tras averiguar de donde llega ese mensaje descubren que el planeta de donde proviene es un planeta inexplorado, del que las mediciones realizadas por "Madre" muestran altas probabilidades para albergar vida. Ese dato proporciona a la tripulación la posibilidad de modificar la ruta establecida e ir a explorar aquel planeta de donde proviene aquella señal.


Una vez en aquel planeta y durante la misión de exploración se empiezan a suceder una serie complicaciones que dejan extrañamente enfermos a dos tripulantes de los que terminan saliendo traumaticamente unos seres que atacan al resto.


Uno de los infectados provoca el caos en la nave de transporte que les trajo al planeta destruyéndola y causando la muerte de tres tripulantes, mientras el otro infectado muere de camino a la nave de transporte causando a su vez la muerte de dos tripulantes más en el ataque de una de esas extrañas criaturas. Un misterioso personaje les salva y les acompaña a un lugar seguro dentro de lo que parece una gran ciudadela rodeada de cuerpos calcinados. Allí descubren que ese misterioso personaje es el sintético David (Michael Fassbender) que acompañaba a la Prometheus y que sobrevivió junto a la doctora Saw al final de la anterior entrega. A partir de ese momento el resto de la tripulación busca escapar de aquel lugar mientras el sintético David comienza a revelarles misterios relacionados no solo con su llegada, si no que también con la muerte de todos aquellos seres que resulta que eran Ingenieros, a parte de sufrir el ataque de unos Alien primarios.





Para todos aquellos que quedamos con muchas dudas tras PROMETHEUS, esta nueva entrega nos desvela unas cuantas pero nos sigue dejando con alguna más. A diferencia de la anterior entrega en COVENANT encontramos algún que otro susto más, a parte de más acción y más Aliens que era algo que muchos fans reclamaban en PROMETHEUS. En COVENANT Ridley Scott continúa adentrándose en teorías sobre la creación con el misterio de los Ingenieros de fondo que sirve para desvelar algún que otro secreto sobre esos temidos Aliens. También descubrimos el destino que tuvieron la Doctora Saw y el mismo David tras huir de aquel plantea en PROMETHEUS con la nave de los Ingenieros. La tripulación de la Covenant es muy similar a la del OCTAVO PASAJERO, algo que da cierta sensación de nostalgia y que ayuda a introducirte junto a ellos. Recuperar de nuevo la figura de una heroína similar a Ripley también ayuda a transportarnos a la entrega de 1979. Algunas escenas de acción recuerdan a la primera de todas las entregas, sobretodo aquellas que suceden dentro de la Covenant. Esta vez la amenaza no solo son los Alien, también la encontramos inesperadamente en David que posiblemente continúe hasta la tercera entrega de esta trilogía que deberá por fin conectar con el OCTAVO PASAJERO. Justo en el personaje del sintético David, Ridley Scott nos plantea una teoría/duda más sobre la Inteligencia Artificial: ¿Que pasaría si un robot o una máquina inteligente toma conciencia de ella misma? Eso es justo lo que sucede con el sintético David.



El resultado en mi opinión es más que bueno, algo que hay que agradecer a Ridley Scott que rescató a la saga tras varios bandazos importantes que no estaban a la altura de la saga. Salí del cine con ganas de más y a la espera de nuevas noticias y rumores sobre la próxima entrega. Si la has visto ya espero que la hayas disfrutado tanto como yo y si aún no lo has hecho y te interesa la saga no lo dudes y pásate a verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar adelante, pero siempre con respeto. ¡Gracias!