2 de mayo de 2017

Mis Impresiones sobre ROGUE ONE, UNA HISTORIA DE STAR WARS.

En diciembre de 2016 llegó a los cines un nuevo estreno de la franquicia STAR WARS. En este caso no era una continuación del exitoso episodio VII de 2015 y si la primera entrega de una tanda de spin-off que se irán estrenando en los próximos años. Tardé lo mío pero al fin conseguí ver esta nueva entrega que tenía pendiente desde su estreno. Si quieres conocer Mis Impresiones sobre ROGUE ONE, UNA HISTORIA DE STAR WARS continúa leyendo, pero has de saber que si aún no la has visto, esta entrada contiene SPOILERS que tal vez quieras evitar hasta que puedas disfrutarla.


* OJO SPOILERS:

ROGUE ONE se sitúa entre el episodio III y el IV, resolviendo uno de esos enigmas que quedaban de la historia de STAR WARS sobre como los rebeldes se hicieron con los planos de la Estrella de la Muerte, que les permitió atacar y destruir el arma de destrucción masiva más importante del Imperio en el episodio IV.

Jyn Erso (Felicity Jones) es una joven recluta del bando Rebelde muy problemática y con mucho carácter, que es rescatada de una prisión del Imperio por la Alianza Rebelde para que lleve a cabo una importante misión, la de conseguir los secretos de la nueva y poderosa arma del Imperio. Se piensa en ella porque es la hija del ingeniero responsable de dicha arma Galen Erso (Mads Mikkelsen), que en un momento de la historia cuando Jyn era una niña, desertó para evitar tomar parte en la locura tan peligrosa que representaba la Estrella de la Muerte. Tras ser de nuevo reclutado a la fuerza por el Imperio y morir su madre, Jyn escapa junto a uno de los primeros grandes rebeldes como es Saw Guerrera (Forest Whitaker), que la cuida y la adiestra hasta que sus caminos se separan. Volviendo a la importante misión que le asigna la Alinza a Jyn, esta se rodeará del Capitán Cassian Andor (Diego Luna), el piloto desertor del Imperio Bodhi Rook (Riz Ahmed), el guerrero ciego Chirrut Imwe (Donnie Yen), el compañero y protector de este Baze Malbus (Jiang Weng) y K-2SO un droide del Imperio reprogramado por la Alianza. Juntos serán los protagonistas de una misión heroica y suicida que marcará decisivamente la historia y que les enfrentará al ambicioso y malvado Director Orson Krennic (Ben Mendelsohn).


Para los fans de STAR WARS esta nueva historia con principio y final colma a la perfección las ansias de más hasta el estreno del episodio VIII. Una historia dramática y de sacrificio que descubrimos así como a una nueva heroína como Jyn Erso, que se suma a la mítica Princesa Leia Organa (Carrie Fisher), hasta llegar a la prometedora Rey (Daisy Ridley). El malo de la historia también cumple los requisitos de la saga al ser uno de esos crueles personajes del Imperio capaces de arrasar con todo por conseguir sus objetivos. ROGUE ONE nos ofrece lo que promete pero con cierto aire nuevo gracias a su director Gareth Edwards y a guionistas como Tony Gilroy y Chris Weitz, que nos traen lo mejor de la saga con un espíritu épico digno de las mejores historias bélicas y una sencilla pero buena trama. Uno de los mejores puntos que tiene esta entrega es lo cuidado de sus decorados y uniformes que te transportan a la primera trilogía, así como unas muy entretenidas escenas de acción. Como no podía ser de otra forma ROGUE ONE tiene guiños a la saga, aunque la recreación digital de Moff Tarkin (Peter Cushing) y Leia Organa (Carrie Fisher) tal y como los vimos en la entrega de 1977, es sencillamente brillante y despierta la nostalgia a aquellos fans que descubrimos STAR WARS hace ya muchos años. Pero no solo ellos rejuvenecen ante nuestros ojos, Lord Darth Vader aparece en varias escenas demostrando que pese a no ser un personaje habitual de ROGUE ONE su presencia amenazante siempre está ahí, reservándose la última espectacular escena de acción para él en una demostración del poder que atesora.




Sus nuevos protagonistas también dejan un buen sabor de boca con sus interpretaciones, a parte de representar el reparto más multicultural de toda la historia de la saga. De entre ellos, tres son los que soportan el peso de la historia:

* OJO SPOILERS:

Jyn Erso (Felicity Jones), es la principal protagonista de este spin-off y la hija del ingeniero responsable de la Estrella de la Muerte. Es una joven que vive o intenta vivir al margen de la Rebelión y el Imperio, siendo una chica problemática y con un carácter muy curtido por culpa de su difícil infancia. Acepta el encargo de la Alianza a regañadientes, aunque la posibilidad de reunirse de nuevo con su padre y volver a luchar al lado de los rebeldes le hace cambiar y tomarse la lucha más en serio hasta el punto de liderar la última y desesperada opción que tienen para hacerse con unos planos, que muestran un pequeño punto débil que destruiría la Estrella de la Muerte y otorgaría esperanza a la Alianza. Felicity Jones responde con una buena actuación, no demasiado exigente también es verdad, ante un personaje que pasa de ser una chica traumatizada, a una líder y futura heroína de la Rebelión y el Universo Star wars... ahí es nada.


Capitán Cassian Andor (Diego Luna), es el hombre de la Alianza sobre el terreno, el espía que a parte de conseguir información realiza parte del trabajo sucio. Lleva desde muy pequeño inmerso en la lucha y los remordimientos le sobrevienen constantemente. El Capitán Cassian Andor dirige al equipo de la ROGUE ONE y obtiene la orden de asesinar al padre de Jyn para debilitar al Imperio y sobretodo su arma definitiva, la cual es el ingeniero responsable. Aunque en un principio no acepta que Jyn Erso forme parte del equipo al no fiarse de ella, terminan por congeniar hasta el punto de producirse un acercamiento romántico entre los dos. Igual que Felicity Jones, Diego Luna realiza una buena interpretación de su personaje que seguro dejará buen recuerdo entre los fans.


Director Orson Krennic (Ben Mendelsohn), es el malo de esta entrega, un hombre ambicioso y que desea y espera escalar posiciones gracias a la consecución del arma definitiva puesta al servicio del Imperio y del Emperador Palpatine. Sin mostrar ningún tipo de sentimiento es capaz de arrasar planetas enteros para demostrar el alcance de la Estrella de la Muerte. Su relación con Moff Tarkin es muy tensa, más y cuando se ve apartado de sus aspiraciones por su culpa. En la primera etapa en la que Galen Erso pertencía al Imperio, guardaban una relación de amistad hasta que Galen Erso decidió desertar y abandonar el proyecto de la Estrella de la Muerte. Es el mismo Orson Krennic quién encuentra a Galen Erso, manda asesinar a su mujer y lo recluta de nuevo a la fuerza. Ben Mendelsohn cumple a la perfección con los requisitos  para interpretar a los peores malvados del ejercito Imperial.


Mi valoración de ROGUE ONE no podía ser más positiva, teniendo en cuenta que al ser el primer spin-off de la era Disney tenía ciertas dudas de cual iba a ser su resultado. Afortunadamente la experiencia es muy satisfactoria y ofrece grandes expectativas no solo para las nuevas entregas de la saga, también para los próximos spin-off que se están preparando. Anímate con ROGUE ONE y descubre algo más del Universo Star Wars.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar adelante, pero siempre con respeto. ¡Gracias!